Orientación Personal y Escolar

Técnicas de Aprendizaje
Aquí tenéis unos orientaciones para realizar exámenes tipo test que publicó el Gabinete Psicopedagógico de la Universidad de Granada.






De diez en diez y tres reglas de oro
En la web aprender a aprender tenéis información muy práctica sobre numerosos aspectos relacionados con el estudio.
Llamo la atención aquí sobre un par de cosillas porque las he encontrado particularmente novedosas -puede que por el formato -, pero no dejéis de echar un vistazo a todo.
DECÁLOGOS para casi todo:
Diez palabras clave para mejorar tu estudio: pedagogía, salud, motivación, aprendizaje significativo, concentración, método, creatividad, internet, juegos educativos, curiosidad.
Diez pistas para estudiar en casa: El lugar, los preliminares, el ambiente, la organización, el horario, los descansos, los objetivos, la concentración, el móvil, los correos y mensajes instantáneos (tuenti, messenger, facebook…)
Diez pistas para aprovechar las clases: atiende y entiende.
Diez consejos para sintetizar la información: Subraya, resume, haz esquemas y mapas conceptuales.
Diez pistas para aprobar los exámenes: lee, piensa y escribe.
REGLAS DE ORO para tomar apuntes, subrayar, hacer esquemas, hacer mapas conceptuales, mejorar la lectura, mejorar la ortografía y hablar en público.

Test ¿Eres buen estudiante? 
Euroresidentes es una web a la que haremos referencia en más de una ocasión en este blog. Lo que comenzó siendo una página personal de una chica inglesa que vino a estudiar a España, Rebecca, es hoy uno de los portales con mayor número de contenidos de España y ayuda a muchos residentes extranjeros en nuestro país a solucionar problemas que no son tales para nosotros ni para nuestros padres:  cómo solicitar la residencia y el permiso de trabajo, conseguir la cartilla de la seguridad social, el carnet de conducir, alquilar un piso, comprar una casa, crear una empresa, matricular a los hijos en un colegio…
Dicho esto, aquí os dejo este TEST ¿ERES UN BUEN ESTUDIANTE?
Sería bueno que imprimieras -o anotaras- los resultados que obtengas. Y sólo después de hacerlo, visitaras la página Preguntas del Cuestionario, donde podrás obtener ayuda para mejorar en aquellos aspectos en los que andes un poquillo peor. Si inviertes el orden, tampoco se va a hundir el mundo, pero condicionarás tus respuestas y no te harás una idea exacta de en qué fallas lo que, sin duda, es la más ventajosa parrilla de salida. Ya nos contarás.


















Época de exámenes: trucos de la abuela.-
















Enredando por aquí, he encontrado en universia estos “Trucos de la Abuela”   para las épocas de exámenes: “En época de exámenes todos buscamos la panacea o la piedra filosofal que nos sirva como ayuda para mejorar nuestro rendimiento. Sin embargo, son muchos los productos en el escaparate de farmacias,parafarmacias y herbolarios que, o bien no son nada recomendables para nuestra salud o bien actúan como placebos. El poder del placebo es tan fuerte como pueda serlo nuestra sugestión mental; esto es, en realidad, el placebo es un compuesto que ni mejora ni empeora nuestras capacidades, pero que simplemente por el mero hecho de pensar que estamos tomando algo que nos ayuda, nos acabamos creyendo que nos concentramos mejor, tenemos menos cansancio y, en definitiva, rendimos mejor.
Los tres elementos básicos que favorecen un mejor desarrollo mental y propicia la concentración son: el fósforo, el magnesio y la lecitina”
Continúa leyendo, hay muchas más recomendaciones para estos interminables días:
Enlace: TRUCOS DE LA ABUELA Y MÁS…


Cómo organizarse para estudiar.-
Alcanzar nuestras metas en la etapa de Bachillerato probablemente nos exija un nivel de aprovechamiento del tiempo que no hemos alcanzado ni necesitado antes.  La manera en que empleamos nuestro tiempo es una cuestión de hábitos. Aquí te sugerimos algunas estrategias básicas que pueden ayudarte a organizar y aprovechar tu tiempo.
Algunas técnicas para organizar eficazmente el tiempo:
• Crea un espacio para ti, libre de distracciones (teléfono, televisión…) y comprométete a permanecer allí trabajando por periodos de entre 1 y 2 horas.
• Reconoce que tus obligaciones son tan importantes como las necesidades y requerimientos de los demás. Establece límites en cuanto a que te interrumpan o alteren tu horario de trabajo.
• Diseña un horario personal de trabajo y utiliza un calendario visible. Puedes seguir estas pautas:
1. Haz una lista de todos los trabajos y exámenes con sus respectivas fechas.
2. Divide las tareas complejas en fases o sub-tareas, con objetivos más fáciles de alcanzar y asigna fechas límite para completarlas.
3. Prioriza tus actividades. Ordena lo que debes hacer según su importancia.
4. Evalúa tu progreso en esas sub-tareas. Si surge un problema, intenta solucionarlo rápidamente. Si es necesario, reconsidera tus propias fechas límite.
5. Identifica tus horas de mayor energía. Planifica las tareas y actividades que exigen mayor esfuerzo reserva las otras horas para el descanso y las actividades más relajadas.
6. Planifica tu tiempo hora por hora. Recuerda incluir tiempo diario de sueño, comidas, vida social y un poco de ejercicio físico y/o relajación. Es importante que elabores un horario realista.
7. Sé razonable en lo que esperas de ti mismo. Expectativas perfeccionistas o sumamente estrictas pueden hacer que te rebeles o pueden sabotear tu progreso.
8. Prueba el horario que has diseñado. Como estás intentando algo nuevo, es lógico y recomendable ajustarlo tras ponerlo a prueba una semana.
9. Recompénsate por el trabajo bien hecho y por cumplir el horario. Te ayudará a no sentir resentimiento hacia la tarea hecha y hacia lo que aún te queda por hacer.

Obstáculos para organizar el tiempo

Mal cálculo del tiempo y la consiguiente sobrecarga de tu agenda.

• Aunque pueda resultar algo tedioso, intenta observarte y estimar con precisión el tiempo que te lleva cada una de tus actividades.
• Examina tus prioridades. A veces tendemos a hacer las tareas menos prioritarias en vez de hacer cosas más importantes.
• Pregúntate con frecuencia ‘¿Cuál es el mejor uso que puedo darle a mi tiempo?’ Estar demasiado disponible.

Estar demasiado disponible.

  • Intenta controlar el ‘tráfico’: no respondas al teléfono, cierra la puerta, usa un cartel de ‘no molestar’.
  • Revisa tus motivaciones: ¿Estás intentando dar gusto a todos para ser aceptado? ¿temes no agradarles? Intenta distinguir qué es lo importante.
  • Intenta comunicarte asertivamente: ‘Realmente me gustaría salir contigo esta noche, pero debo terminar un trabajo sin falta’. Leer el resto de esta entrada »
 Planifica tu tiempo de estudio.-

Hábitos de estudio

Los hábitos de estudio son el mejor y más potente  predictor del éxito académico. Mucho más que el nivel de inteligencia o de memoria. Lo que determina nuestro buen desempeño académico es el tiempo que dedicamos y el ritmo que imprimimos a nuestro trabajo. Durante la Educación Secundaria habéis ido incorporando hábitos de estudio que os han enseñado de manera más o menos sistemática.  Ahora, el Bachillerato exige en la mayoría de vosotros mejorar las estrategias de organización del tiempo, la habilidad para tomar apuntes, las técnicas de búsqueda y selección de información, la atención y concentración prolongadas. Conocer y entrenarse en hábitos de estudio que potencien y faciliten vuestra habilidad para aprender, son pasos clave para sacar el máximo provecho y conseguir el mejor rendimiento en vuestros años de formación académica. No podemos olvidar tampoco que está próximo el inicio de la Universidad, donde no sólo deberéis hacer frente a más contenidos y niveles de exigencia, sino que tendréis  menos control externo, porque en algunos casos viviréis solos, porque vuestro entorno inmediato os supervisará menos, y porque el estilo pedagógico será diferente (menos exámenes y controles periódicos). Para esa situación futura y sobre todo para la presente, te proponemos algunas estrategias básicas que, con algo de esfuerzo, pueden ayudarte a aprovechar tu tiempo de estudio. Si consideras que necesitas mejorar tus hábitos académicos, deberías intentar ponerlas en práctica.

Planifica tu tiempo de manera realista

Las técnicas para organizar y aprovechar el tiempo pueden ayudarte a tener más control en tu vida y conseguir tiempo de estudio más eficaz y, por tanto, disponer de más tiempo libre.
Estructura tu horario académico como si fueran 40 horas semanales de trabajo; después de todo, estudiar es tu actividad principal. Si un día no cumples las horas previstas, recuerda que tendrás  que recuperarlas al día siguiente.
Utiliza un calendario para registrar todas las actividades de horario regular y las fechas asignadas para exámenes y trabajos. Incluye tiempo para dormir, hacer ejercicios físicos y actividades sociales. Es difícil aprender estando aturdidos o agotados.
Determina el mejor lugar y momento del día para estudiar. Lo ideal es hacerlo sin distracciones (televisión, ruidos, olores, etc), en un lugar ordenado, bien aireado y con buena luz y disponiendo de un asiento cómodo.
Revisa cada día tus apuntes de clase. Te ayudará a afianzar contenidos y a comprender mejor nuevos temas. Si un día no has tomado apuntes, consíguelos cuanto antes para no perder el hilo.
Divide los trabajos muy extensos o complicados en sub-tareas o etapas más pequeñas y manejables. Te permitirá ir vanzando sin agobiarte con un excesivo volumen de trabajo.
Prémiate por completar las tareas. Es decir, reconoce lo que has logrado aunque aún no hayas terminado el proyecto que tenías entero. Te ayudará a tener mejor disposición ante lo que aún te queda por hacer. Leer el resto de esta entrada »

Ansiedad ante los exámenes.-

¿Qué es la ansiedad ante los exámenes?

La ansiedad ante los exámenes no es otra cosa que el conjunto de reacciones emocionales -negativas e incómodas- que algunos alumnos sentís ante los exámenes. No es un miedo irracional. El hecho de que la propia actuación en ellos determine gran parte de vuestro futuro académico –y profesional- lo explica y lo justifica. Sin embargo, como ocurre siempre con la ansiedad, cuando se da en niveles elevados es cuando puede interferir, no sólo en los resultados académicos, sino –y sobre todo- en la vida de la persona.
Ante una situación de examen, como ante cualquier otra situación, la ansiedad puede ser “anticipatoria” –si la sensación de malestar y los sentimientos consiguientes se producen en el momento de ponerse a estudiar-, o “situacional”, es decir, cuando la ansiedad tiene lugar durante el propio examen.

¿Por qué se produce la ansiedad ante los exámenes?

Normalmente existe un precipitante real o simplemente percibido por ti, que activa la ansiedad. Estos precipitantes pueden ser:
  • Una experiencia anterior de bloqueo en un examen o haber sido incapaz de recordar respuestas que se sabían.
  • Pensamientos negativos o preocupaciones que surgen a pesar de haber preparado correctamente el examen. Por ejemplo: pensar en exámenes anteriores, en cómo otros compañeros están haciendo el examen o en las consecuencias negativas que anticipas si lo haces mal.
  • No haber preparado suficientemente el examen: errores en la distribución del tiempo, malos hábitos de estudio o un “atracón” de la noche anterior que incrementará notablemente la ansiedad.

¿Cómo afecta la ansiedad ante los exámenes?

Los efectos de la ansiedad se dan a tres niveles.
1. A nivel fisiológico las reacciones pueden incluir taquicardia, tensión muscular, náuseas, sequedad de boca o sudoración.
2. A nivel psicológico se puede experimentar una imposibilidad de actuar, de tomar decisiones, de expresarse uno mismo o manejar situaciones cotidianas. Como consecuencia, se puede tener dificultad a la hora de leer y entender las preguntas, organizar pensamientos o recordar palabras o conceptos. También es posible experimentar un bloqueo mental (‘quedarse en blanco’), es decir, la imposibilidad de recordar las respuestas aunque se conozcan.
3. A nivel emocional se manifiesta en sentirse aprensivo, inquieto, enfadado o totalmente perdido.

¿Qué puedes hacer para reducir la ansiedad?

Las siguientes estrategias te pueden ayudar a afrontar la ansiedad ante los exámenes. Su utilidad depende sólo de una condición: del grado de compromiso que adoptes para su afrontamiento. Leer el resto de esta entrada »

Curso Técnicas de Estudio.-
Aulafacil.com ofrece numerosos cursos gratuitos. Uno de ellos es éste sobre Técnicas de Estudio.
Es bueno que sepas que los estudiantes que sobresalen no suelen ser los más inteligentes, sino alumnos muy motivados, que confían en sus posibilidades, que se toman el trabajo en serio, que lo planifican y que utilizan un eficaz método de estudio.
Lección 1ª
Problemas del Estudiante
Lección 2ª Actitud ante el Estudio
Lección 3ª Planificación del Estudio
Lección 4ª Asistencia a Clase
Lección 5ª Apuntes
Lección 6ª Lugar de Estudio
Lección 7ª Tiempo de Estudio
Lección 8ª Fases del Estudio
Lección 9ª Material de Estudio
Lección 10ª Lectura
Lección 11ª Subrayado
Lección 12ª Deberes
Lección 13ª Memoria: Funcionamiento
Lección 14ª Memoria: Canales de Información
Lección 15ª Memoria: Utilización
Lección 16ª Trucos para Mejorar la Memoria
Lección 17ª Técnicas Nemotécnicas
Lección 18ª Olvido
Lección 19ª Pérdida de Tiempo
Lección 20ª Descanso
Lección 21ª Alimentación
Lección 22ª Preparación de los Exámenes
Lección 23ª Exámenes
Lección 24ª Exámenes Orales
Lección 25ª Presentación de Trabajos
Lección 26ª Trabajo en Grupo
Lección 27ª Exposición en Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario